Departamento de Microbiología

Departamento de Microbiología

Departamento de Microbiología

Homenaje a Enrique Montoya Apuntes de una vida: cronología profesional

Jose María Arias Peñalver Depto. Microbiología, Universidad de Granada

Enrique Montoya (1928-1996), una vida dedicada a la docencia y a la investigación

El fallecimiento inesperado del Profesor D. Enrique Montoya Gómez movilizó a un amigos, a compañeros, a miembros del Departamento y de la comunidad universitaria, en general, hacer un homenaje en su recuerdo. En realidad, el homenaje estaba casi programado desde 1993, ante la incertidumbre de la edad de jubilación a los 65 años. Hoy, fecha de su cumpleaños, nos reunimos para recordarle en distintas facetas de su vida, sirviendo ello de homenaje.

Enrique Montoya ha sido un amigo y maestro de universitarios. Proyectó su vocación de magisterio con gran derroche de generosidad tanto en la docencia como en la investigación, sin olvidar su labor académica y en la administración, aún sacrificando a veces otras obligaciones.

El 22 de Abril (formalmente el 24) de 1928 nace en Córdoba. Estudia el bachillerato en el colegio de los Hermanos Maristas, en Lucena y en Córdoba. El primer año de universidad lo cursa en Sevilla. Llega a Granada en 1946 para realizar los estudios de Farmacia. Considerado, desde entonces, granadino de adopción y de corazón. Pero, siempre se sintió cordobés. El título de Licenciado en Farmacia lo obtiene, con la calificación de sobresaliente y premio extraordinario, en 1951. En 1953 obtiene el grado de Doctor en Farmacia por la Universidad Complutense (en esa época todas las tesis doctorales debían presentarse en Madrid) con la máxima calificación.

Como docente fue nombrado en la década de los 50 Ayudante honorario de la Facultad de Farmacia y de la de Ciencias. Profesor encargado de la extensión de Fermentaciones. Profesor encargado de la extensión de Fitopatología. Ayudante de clases prácticas. Adjunto honorario en la Facultad de Farmacia. Diplomado en Sanidad.

Coincidiendo con estas etapas Enrique Montoya se inicia en tareas de investigación bajo la dirección del Prof. Vicente Callao -su admirado maestro- en la Estación Experimental del Zaidín de Granada casi recién creada. Becario (1951-53), Becario con estancia en Pavía (1953), Ayudante Sección (1954), Colaborador científico (1956), Investigador (1962), Becario de la Fundación Juan March (1963) y Profesor de Investigación (1967). En esta primera etapa coincide con directores de la Estación como Enrique Gutiérrez Ríos, Ángel Hoyos de Castro, Luis Recalde Martínez, y como colegas como Manuel Lachica, Fermín Capitán y, poco más tarde, Enrique Hernández y José Olivares.

Sus primeros trabajos se enfocan en la línea de investigación de la Estación Experimental y se centran en el estudio de la importancia agrícola y aprovechamiento del orujo de la aceituna. Desarrolla su tesis sobre la utilización de este subproducto como materia prima para fermentaciones. Ello influye en posteriores trabajos sobre productos agrícolas y del suelo. Inicia, más tarde, una nueva línea sobre toxohormona de levaduras, como modelo de célula cancerosa, que culmina en artículos de gran impacto en Science 1961, 1963 y 1967 que le valen para reconocer su prestigio a nivel nacional e internacional. Esta línea sería continuada y ampliada a distintos aspectos de las levaduras. Mientras tanto continúan sus publicaciones sobre microbiología del suelo. En el año 65 aborda un tema totalmente inédito sobre la importancia de las mixobacterias en la microbiología del suelo. A partir de entonces la linea de investigación se amplia tanto en relación a la diversidad de microorganismos usados, como en cuanto a los diferentes enfoques abordados. Así, en Microbiología del Suelo (interacciones de la microbiota en ambientes naturales, con Azotobacter, Rhizobium, fosfobacterias), sobre Levaduras (metabolismo, genética, supresividad, factores killer, fusión celular) y en Fisiología bacteriana (Rhizobium y mixobacterias). Esta última fue retomada a su vuelta a Granada en los años 70 y, posteriormente, se constituyó en Grupo de Investigación que continúa abierto en la actualidad.

Obtuvo por oposición la Cátedra de Microbiología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Sevilla, donde participa en la puesta en marcha de la Sección de Biología. Coincide en esta etapa con Manuel Losada, Emilio Fernández Galiano, Salvador Peris y Enrique Cerdá. Todos ellos comparten la ilusión por la terea a realizar y les une un gran espíritu de compañerismo. En estos años en Sevilla reside en el Colegio Mayor Hernando Colón. De esta etapa perdura un grato recuerdo en colegiales, alumnos y profesores. Durante su estancia en la Universidad de Sevilla comienza a estructurar la investigación del Departamento de Microbiología y a rodearse de un pequeño grupo heterogéneo de jóvenes becarios. Se acompaña en esta etapa de su discípulo, y gran amigo, Enrique García Máiquez, aunque no pudo retenerle. Es nombrado Jefe de la Sección de Microbiología y Bioquímica del Centro de Biología Aplicada y Edafología de la Estación del Cuarto de Sevilla del CSIC (1969-70).

Vuelve a Granada en 1970 para ocupar la Cátedra de Microbiología en la Sección de Biológicas que está empezando a funcionar. Se hace cargo de la Microbiología General que hasta ahora estuvo impartida por José Miguel Barea. Imparte clases de Biología General, Microbiología, Virología e Inmunología. Más tarde Bacteriología, Microbiología Industrial y Fitopatología. Para estas dos últimas se ayuda parcial o totalmente de los suyos; los de la Estación Experimental del Zaidín (José Olivares y Pedro Ramos). Participa en la consolidación de la Sección de Ciencias Biológicas de la que sería su Director más tarde. Vicedecano de la Facultad de Ciencias (1971-73). Vicerrector de la Universidad de Granada (1973-76). Director del Departamento interfacultativo Farmacia-Ciencias (1973-1981) y del Departamento de Microbiología (constituido según LRU) desde 1990. Nuevamente, a su regreso a Granada, tiene que partir de cero y montar los laboratorios de investigación. Los becarios que le acompañan de Sevilla tienen que recurrir a la Estación Experimental del Zaidín para poder continuar sus tareas de investigación. Director del Departamento de Microbiología de la Estación Experimental (1973-79) y vinculado como Doctor adherido al Claustro en el período de reestructuración organizativa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Enrique Montoya ha impartido Microbiología a una treintena de promociones de estudiantes y ha «enseñado a enseñar» a docenas de profesores repartidos hoy por toda la geografía española. Tuvo siempre un empeño didáctico, conciso, claro y actualizado al máximo, con una metodología impecable. Su mejor homenaje lo recibió en 1993 de los alumnos de Microbiología General; al terminar el curso, y ante la incertidumbre de la edad de jubilación a los 65 años, los alumnos le pretextaron una clase extra al terminar el curso a fin de rendirle un sencillo homenaje. Pero si extensa ha sido su labor docente, tanto o más cabe decir de la investigación. Enrique Montoya es autor de numerosas publicaciones científicas, dirección de tesis doctorales, tesinas de licenciatura, artículos en libros y autor de un libro de texto. Contribuyó a crear e impulsar diversos grupos de investigación tanto en el CSIC como en la Universidad.

Pero si su labor en las aulas universitarias y laboratorios de investigación ha sido la columna que ha vertebrado su trayectoria profesional, también dedicó gran parte de su tiempo y talento durante años al servicio de la Administración. Con sentido del deber y de la honestidad, sirvió en puestos de responsabilidad en la Facultad de Ciencias y en el rectorado de la Universidad de Granada. Asimismo, en el Consejo de Administración y Presidencia de la Caja Provincial de Ahorros de Granada.

En la Sociedad Española de Microbiología fue vocal de su Junta Directiva durante varios años. Presidente del Congreso Nacional de Microbiología celebrado en Granada en 1973. También presidió y organizó diversos congresos internacionales. Miembro de diversas sociedades científicas nacionales e internacionales. Presidente de la Academia de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales de Granada durante seis años. En posesión de varias condecoraciones, destacando la Encomienda con Placa de la Orden Civil de «Alfonso X el Sabio».

Enrique Montoya, como persona, podía aparecer a primera vista seria y fría, que infundía respeto; pero pronto se manifestaba en afecto, sencillez y cordialidad. Como investigador, exigente, crítico y apasionado. Como científico, con una sólida y amplia formación. Como docente, encarnaba la sencillez y espíritu vocacional. Como funcionario, con una gran humanidad y responsabilidad. Como intelectual, era culto y fuera de toda petulancia. Como jugador, apostaba a ganar.

Lo anterior no pretende ofrecer un perfil acabado de las realizaciones y personalidad de Enrique Montoya, tan solo un breve recorrido a lo largo de la vida docente e investigadora de un hombre que hasta días antes de dejarnos estuvo en el aula. Es justo decir que «ha muerto enseñando». Finalmente, solo me queda dedicar a su esposa Mari Lola e hijos -Mari Lola, María del Mar y Enrique- el mejor de los recuerdos y el homenaje a ese docente e investigador reconocido e incansable.

Cronología abreviada

1928: El 22 de Abril nace Enrique Montoya, en Córdoba.

1951: Obtiene el grado de Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada, y Premio Extraordinario.

1953: Doctor en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid.

1951-54: Ayudante honorario de clases prácticas en la Facultad de Farmacia.

1952-53: Becario del Instituto de Edafología y Fisiología Vegetal de la Estación Experimental del Zaidín, CSIC-Granada.

1954-55: Ayudante de Sección del Instituto de Edafología y Fisiología Vegetal del CSIC.

1954: Diplomado por la Escuela Nacional de Sanidad.

1954-55: Pensionado por el CSIC en la Universidad de Pavía (Italia), para realizar estudios de Fermentaciones Industriales.

1955-59: Superior Administrador del Colegio Mayor Isabel la Católica.

1955-58: Profesor encargado de la extensión de Fermentaciones Industriales de las enseñanzas de Edafología y Biología Vegetal en la Facultad de Ciencias

1955-56: Colaborador Científico temporal del Instituto de Edafología y Fisiología Vegetal del CSIC.

1956-62: Ayudante de clase prácticas en la Facultad de Farmacia.

1957-58: Profesor encargado de la extensión de Fitopatología de las enseñanzas de Edafología y Biología Vegetal en la Facultad de Ciencias.

1957: Colaborador científico por oposición del Patronato Alonso Herrera del CSIC.

1959: Contrae matrimonio con Mari Lola Lirola el 25 de junio.

1960: Nace su primera hija, Mari Lola.

1961: Nace su hija, María del Mar.

1962: Investigador Científico del Patronato Alonso Herrera del CSIC.

1963: Becario de la Fundación Juan March.

1964: Profesor Adjunto Honorario de la Facultad de Farmacia.

1964: Nace su hijo Enrique.

1967: Profesor de Investigación del CSIC.

1967-70: Catedrático de Microbiología por oposición de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Sevilla.

1967-70: Jefe de la Sección de Microbiología y Bioquímica del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Cuarto (CSIC) en Sevilla.

1969-70: Profesor Titular de Biología del Colegio Universitario Gaditano.

1970: Catedrático de Microbiología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada (18 de Febrero de 1970).

1970: Profesor Agregado de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC).

1970-73: Presidente de la Comisión de Servicios Técnicos de la Universidad de Granada.

1971-73: Vicedecano de la Facultad de Ciencias.

1972-74: Censor de Cuentas de la Universidad de Granada.

1973-86: Director del Departamento Interfacultativo de Microbiología.

1973: Presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Universidad de Granada.

1973-76: Vicerrector de la Universidad de Granada.

1976: Académico cofundador de la Academia de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales.

1976-77: Director del Departamento de Genética.

1977-78: Vicedecano de la Facultad de Ciencias.

1978-80: Director de la Sección de Ciencias Biológicas.

1980: Le es otorgada la Encomienda con Placa de la Orden de Alfonso X el Sabio.

1984-91: Presidente de la Academia de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales de Granada.

1987-93: Vocal de la Sociedad Española de Microbiología.

1990-96: Director del Departamento de Microbiología constituido según LRU (Ley de Reforma Universitaria).

1996: El 9 de Diciembre fallece en Granada.

[ Homenaje al Profesor Montoya ] [ Fundación “Vicente Callao” ] [ Juana Carrero recibe Premio ]

[ Apuntes de una vida ] [ Enrique estudiante en Granada ] [ Inicio profesional y CSIC ] [ Enrique Montoya en Sevilla ] [ Montoya vuelve a Granada ] [ Montoya: vicerrector y académico ] [ Recuerdo de sus alumnos ] [ Discurso Enrique Montoya (1992)